La verdad sobre el ‘K-botox’, el tratamiento rejuvenecedor que llegó de Corea

Author

Categories

Share

Algo se está moviendo en el mundo de la medicina estética. Desde hace algunas semanas, se oye hablar de una nueva toxina botulínica nacida en Corea y comercializada por un laboratorio en California. Realmente se llama Jeuveau, pero hay quien ya la ha bautizado como K-Botox por su origen en el país asiático. Tal y como nos cuentan desde el Instituto Médico Láser, fue aprobada por la FDA americana el pasado 1 de febrero para uso estético, con el objetivo de conseguir una reducción temporal de las arrugas expresivas moderadas o severas. Es la primera toxina botulínica con indicación estética exclusiva. ¿Supondrá su desembarco una revolución, sobre todo teniendo en cuenta que, tal y como nos cuentan será entre un 25% y un 30% más económica que las opciones que se usan actualmente? Hemos querido hablar con los expertos sobre este nuevo activo y, por el momento, prima la cautela.

botox

Lo primero que planteamos es qué diferencias existen con respecto a las opciones que ya se utilizan con éxito en las consultas de medicina estética. “Este ‘nuevo’ bótox es toxina botulínica tipo A y es idéntica a todos los que hay hasta hora en medicina. De hecho, todos los estudios que han salido hasta la fecha demuestran que su eficacia y durabilidad es muy similar”, nos cuenta la doctora Mar Mira, de la clínica madrileña Mira + Cueto. Le preguntamos a la experta por un dato clave: al llevar el sello de ‘cosmética coreana‘, parece que lo avala un éxito probado, teniendo en cuenta que el país asiático es un auténtico creador de tendencias, pero ¿en qué se basan las expectativas que hay puestas en él? “Todo avance, descubrimiento o tendencia cosmética y médica que esté acompañado por ‘coreano’ siempre crea una gran expectación. Esto es porque suelen ser muy avanzados. Pero, en este caso, el K-Botoxno supone, en nuestra opinión, ningún avance, puesto que los estudios que se han realizado comparándolo con el bótox actual, el que conocemos, avalan que es idéntico”, nos cuenta la doctora.

La doctora Mira hace referencia a un estudio comparativo que se hizo con la toxina de Allergan (la que se utiliza en la actualidad en España) y se vio que no había ninguna diferencia en relación a sus efectos o su duración. “Hay uno en concreto realizado a 300 personas en el que se compara la infiltración en el entrecejo con K-Botox Jeuveauy el actual. Los controles de este estudio para valorar la evolución de ambos se hacen en 4, 8, 12 y 16 semanas. La conclusión que se han sacado de este estudio es que los efectos son similares, así como la duración de la ‘nueva’ toxina coreana: entre 4 y 6 meses”, explica Mar Mira, quien anticipa que al haber aprobado ya la FDA americana su utilización, muy pronto la veremos también en Europa “y entrarán otras nuevas”, augura.

backstage-kbotox

Y es que no hay duda de que la medicina estética no para de avanzar, pero en este caso concreto, no considera que este nuevo producto vaya a suponer una gran revolución, que sí que marcó en su día el uso estético de la toxina botulínica, uno de los tratamientos estrella en las consultas. “Tiene una indicación precisa, la miomodulación química para prevenir y tratar las arrugas de expresión que tiene que ver con el movimiento muscular. En este sentido, no hay ningún otro que cumpla esta función. El bótox es complementario de otras técnicas y es un gran tratamiento médico”, concluye la doctora Mira. En opinión de la doctora Josefina Royo de la Torre, directora de IML, precio al margen, se especula con que la duración de su efecto será mayor. “De momento no se puede confirmar, hasta que no sea autorizado por la Agencia Española del Medicamento, tenga su portfolio europeo correspondiente y contemos con experiencia clínica propia”, apunta. El tiempo dirá.

Author

Share