spot_img

Marcelo Tinelli celebró la conquista de la Copa América tras 28 años: “Todo tiene recompensa”

“Besala, Leo, ¡besala! No la devolvamos más”, gritó Marcelo Tinelli de arranque tras abrir una nueva edición de ShowMatch y mientras la pantalla gigante mostraba imágenes de Lionel Messi, capitán de la Selección Argentina, besando la copa. Fue a 48 horas de la conquista del equipo argentino en el Maracaná, por la Copa América, y después de 28 años de sequía. “Buenas noches, campeones de América. Y qué lindo suena. Que alegría enorme, por Dios”, dijo y agregó: “Lloramos. Nos agarramos la cabeza. Y pensar que decían que había que sacarlo a Fideo. ¡Por Dios!”. Todo mientras se proyectaban imágenes de Di María convirtiendo el gol de la victoria.

 

 

“Lo que vivimos este sábado nos va a quedar para siempre. Campeones de América en el Maracaná contra Brasil. El sueño de millones de argentinos se cumplió el sábado. Gracias al equipo y al cuerpo técnico. Esas alegrías que no pasan. Quiero agradecerles el ejemplo que nos dieron. Por insistir en el trabajo. El esfuerzo en equipo. Las cosas que dijeron de este equipo… ¡Por Dios!”, señaló siempre defendiendo al conjunto albiceleste. Entonces agregó, eufórico: “¡Vamos Argentina, carajo! Por no tirar nunca la toalla y quedarse tranquilos en Europa, con su familia. Fue un día histórico porque no solo ganaron en futbol, sino con valores para todos como país. Cuando las cosas no salen, hay que seguir intentando con trabajo esfuerzo y sin chicanas. En equipo. Todos cumpliendo un rol. Se sacrificaron. Talentosos pero solidarios. Leo… una estrella como vos… Solo en este país se te pueden discutir”.

Marcelo Tinelli (Foto: Jorge Luengo, La Flia)Marcelo Tinelli (Foto: Jorge Luengo, La Flia)

Entonces reflexionó en relación al capitán: “Volver a intentarlo con toda humildad después de tanto sufrimiento. Alentando a los pibes, marcando el camino. Todos queríamos que salgas campeón, Leo. Pero el que más lo querías eras vos. Lo demostraste en la cancha. Nos dejó un mensaje. Una enseñanza de vida… Persigamos nuestros sueños y no nos demos por vencidos nunca. Al final, vieron que se cumplen. ¡28 años! Te merecías salir campeón. Te lo dije el otro día. Nos emocionamos con vos. Te amamos. Estamos orgullosos de vos. En toda la Argentina de La Quiaca a Ushuaia. En Rosario: doble monumento, uno a la bandera y otro a Leo”.

Y siguió con los jugadores: “A Fideo, ¡que decían que había que sacarlo! Y a todo el equipo. Dibu, De Paul, Lo Celso, El Kun, Angelito Correa… Voy a nombrar a algunos. Y al técnico, Scaloni. ¡Gracias por darnos en estos momentos tan duro este motivo para festejar y sentidos unidos! Y ¡qué hablar de Diego! Allí donde esté habrá festejado con nosotros. Ojalá que este sea el espíritu de equipo que nos inspire a los argentinos a estar juntos siempre”.

Marcelo Tinelli (Foto: Franco Fafasuli)Marcelo Tinelli (Foto: Franco Fafasuli)

Entusiasmado, contó detalles de cómo vio el partido en familia. “Yo alquile una chopera. Algo que no hice nunca. Coty, ¿querés un chop? No sé qué se me dio”, dijo sobre la máquina expendedora de cerveza que tuvo para compartir con su yerno, el músico que está en pareja con Candelaria, su segunda hija. “Este grupo se lo merece porque luchó mucho de verdad y fueron muy criticados. Varias tapas de revista… Criticas impresionantes. ‘El gran fracaso argentino’. Lo más importante es esa resiliencia. El seguir estando. Bancarse venir acá, a la Argentina, donde los criticaban. Y no era una parada fácil. Contra Brasil en el Maracaná”, agregó. Para luego apuntar: “Neymar, párrafo aparte… Abrazando a Leo. Contra todo se ganó. Leo, con la Selección Argentina. Es uno de los más grandes de la historia del mundo. No lo necesita. Ha ganado de todo. Hemos armado un gran equipo. Un capitán que se la banca”.

Y con ternura al carismático Alejandro Dario Gómez, que ya está en su casa de Bérgamo, le dijo: “Papu, querido, me debés el baile acá”. Para entregar una reflexión final por demás contundente en relación a títulos que tardan en llegar y las críticas despiadadas: “Todo tiene recompensa. De los malos momentos es de dónde más se aprende. De los fracasos un saca los mejores momentos. Y van a llegar eh, ¡van a llegar! Solamente hay que estar convencido de lo que uno hace. Amar lo que uno hace. Seguir para adelante. Y como dijo Fideo Di Maria, tantas veces vinimos… Y al final, lo logramos”.

spot_img

Debe leer

Artículos Relacionados