Siempre transmitió sensualidad, se animó en reiteradas oportunidades a posar desnuda para revistas, así como nunca tuvo pruritos para compartir detalles de su intimidad. Andrea Rincón (34 años) volvió a entregar una perla, que entrelaza el fuego del sexo con un hecho antirreglamentario. La morocha concretó una de las fantasías sexuales más repetidas en el imaginario.

La confesión se produjo en una mesa con cuatro celebrities, en el marco de la propuesta de Divina Comida (Telefé), en el living del caserón de Nicole Neumann. Este programa que abre las puertas del calor hogareño de los famosos reunió una nueva camada, que incluye al Turco Naim, Roberto Funes Ugarte e Iliana Calabró.

En su rol de anfitriona, la ex de Poroto Cubero lanzó un enigmático, que refería a cual de los presentes había disfrutado de un encuentro sexual en el baúl de un auto. Raudamente, Calabró asumió la experiencia, que entre risas reconoció que el hecho ocurrió en la laguna de Chascomús.

Share
ANDREA COMPARTIÓ SU EXPERIENCIA SEXUAL.
Con el clima de confidencia, Andrea saltó para contar una vivencia, muy particular, relacionada con un lugar exótico para enredarse en la pasión. Muy animada, la modelo empezó a describir: “Lo mío fue en el baño de un avión. Sobornamos a la azafata para que nos deje entrar a los dos”.

Todos los comensales quedaron boquiabiertos y sorprendidos por la anécdota, así como fluyeron las risas. Pero, Rincón continuó con las confesiones y exteriorizó otra muy similar. “Y no fue en el único transporte público que lo hice, en un micro también, íbamos tapaditos con la frazadita y se pasó a mi asiento”, narró con mucha valentía la sex simbol.

¿Estuvo bien en sobornar a la azafata? ¿Es una de las fantasías más recurrentes? Bueno, la morocha curvilínea la cumplió con creces y no se avergüenza de eso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí