Momento de estupor y preocupación. Todo un estadio repleto que quedó en silencio, por la gravedad del acontecimiento. El Wizink Center de Madrid vivió un episodio muy difícil, porque el cantante Joaquín Sabina dio un paso en falso, perdió el equilibrio, calculó mal y cayó del escenario.

La organización se movió rápidamente y los médicos lo auxiliaron enseguida. Así se vio como lo retiraban en camilla, inmovilizado, para tratarlo cuanto antes.

Esto sucedió en el marco de un recital en conjunto con Joan Manuel Serrat.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí