Revelan estremecedores detalles de la autopsia de Michael Jackson

Author

Categories

Share

En marzo de 2009 Michael Jackson tiró una bomba para sus fans: regresaba a sus escenarios con la gira This Is It, pero según sus palabras eran sus últimos shows. Tres meses después de la gran noticia, con fans en el mundo que hasta vendieron su casa solo para poder costearse el viaje a Londres para ver a su ídolo musical, el artista murió de un paro cardiorrespiratorio provocadó por la combinación de calmantes, y esto derivó en un conflicto que hasta el día de hoy tiene consecuencias, ya que se revelaron estremecedores detalles de su autopsia.

Ya que todo el pasado de Jackson fue polémico, su muerte también y siguen saliendo a la luz detalles sobre su estado físico en el momento en el que murió. El cantante de Heal The World estaba calvo, tenía cicatrices en varias partes de su cuerpo debido a cirugías estéticas e inyecciones de analgésicos. Aparentemente, según trascendió en el tabloide británico The Sun, sus labios y cejas estaban tatuados.

Se supo que el artista luchaba contra una anorexia (trastorno alimentario) y la autopsia detalló que en su estómago tenía pastillas disueltas y una pequeña cantidad de alimentos. Además, su cuerpo tenía manchas de la enfermedad de vitíligo que le diagnosticaron en 1986, no tenía cabello y utilizaba una peluca pegada al cuero cabelludo.

Las fuentes que alegaron estar en la autopsia revelaron: “Era piel y hueso, se le había caído el pelo y no había estado comiendo más que pastillas cuando murió”.

Además, en el documental Killing Michael Jackson se presentaron los testimonios de Orlando Martínez, Dan Myers y Scott Smith, los tres detectives que participaron en la investigación del deceso del artista que confirmaron el estado de su cuero cabelludo y que este tenía un tatuaje que intentaba oscurecerlo con el objetivo de disimular la falta de pelo.

Leé también
EL PICANTE CONTRAATAQUE DE VIRGINIA GALLARDO A MARIANO IÚDICA
Las zonas del cuerpo que tenían cicatrices eran su nariz, la base del cuello, sus muñecas, los brazos y detrás de sus orejas, y en la obra audiovisual que salió al aire en la televisión británica se mostraron imágenes del dormitorio de Jackson que ya habían salido a la luz años antes, en las que se observan medicamentos y agujas desparramadas por el lugar.

Author

Share