Son pocas las mujeres reales que se ven en el ámbito del show. Los dedos de las manos tal vez alcancen para enumerarlas. Hablamos, desde luego, de aquellas que no han necesitado pasar con frecuencia por el cirujano para optimizar su figura y, por el contrario, se lucen lisa y llanamente con los atributos que la naturaleza les ha dado.

Sin dudas, Florencia Peña forma parte de este grupo privilegiado. La jurado del Bailando por un sueño, a los 45 años sigue siendo una de las más deseadas sin depender tanto de los superpoderes del bisturí. Justamente, la actriz sabe que “tiene lo suyo” y que aún madurita y madre de tres hijos, todavía está en condiciones de despertar los ratones masculinos y femeninos.

Y así obra cada día, mezclando humor y sensualidad para compartir momentos gratos con sus seguidores en las redes sociales, a los cuales generalmente sorprende con fotos subidas de tono o pícaros mensajes para divertirse un rato. El escenario singular que montó el aislamiento social resultó ideal para la ex “Pechocha”, quien previsiblemente dibujó una sonrisa en sus fans al subir a Instagram un video mostrando de qué manera consigue sobrellevar la cuarentena.

Escotada, exhibiendo parte de su abdomen y con un pantalón corto suelto, Florencia difundió las rutinas de ejercicios que realiza diariamente junto a Ramiro Ponce de León, su pareja y padre de Felipe, el más chico de sus varones. El abogado salteño parecería participar en condición de partenaire, pues se advierte claramente que la encargada de marcar el paso en cada uno de los ejercicios es la propia “Moni Argento”.

Abdominales, flexiones de brazo, saltos en cama elástica, trabajos con mancuernas… Bien completo. “Las que van a ver con imágenes para mayores de 28 años. No aptas para menores”, especificó Florencia, a modo de presentación, en la apertura de la grabación. Lo que vino después fue una sesión de entrenamiento muy exigente, con segmentos de gimnasia ejecutada en pareja.

De esta forma, Florencia se sumó a la movida impulsada por decenas de famosos que, de una manera u otra, no se olvidan de la gente y buscan entretener bajo el lema “Yo me quedo en casa”. Desde cantantes, bailarines y humoristas, hasta magos y payasos. Artistas que entienden el rol que cumplen dentro de un contexto difícil como el que transitamos como comunidad y aportan su granito de arena para que la gente recluida en su hogar se distraiga y colaborar así con la prevención del coronavirus.

Las autoridades han sido claras y contundentes en este sentido y comunicaron que la cura de la pandemia que azota a gran parte del mundo está, efectivamente, en evitar la circulación en la vía pública. Frente a la sensación de encierro que sin dudas origina pasar tantos días puertas adentro, desde los distintos ámbitos del espectáculo se han movilizado no sólo para concientizar a través de mensajes destinados a la población, sino que también lo han hecho poniendo su talento y su profesionalismo al servicio de la gente, que disfruta cada minuto de sus conciertos improvisados o de sus posteos, sean videos, fotos o simples monólogos. Hay que quedarse en casa y Florencia (y su cuerpo), claro que lo saben.

“Lunes. el mismo día todos los días para los que no laburamos. El tiempo se esfuma de una manera muy extraña. No puedo concentrarme mucho en nada. Leo de a ratos. Escribo de a ratos. Tiro, guardo, ordeno, de a ratos. Cocino de a ratos. Pero lo más importante es que me aprendí el nombre de mis hijos…. de a ratos😜 No se bien que saldrá de todo esto. Pero segura estoy que vamos a repensarnos de un modo distinto. Ya lo estamos haciendo. Soy de las que creen en los aprendizajes cuando hay tormentas. El dolor,o las situaciones adversas, son a mi entender nuestros mejores maestrxs. Esto también pasará. Y veremos donde nos encuentra. Ojalá que mejores……. Mientras tanto…”, cerró Flor. A buen entendedor…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí