Noticias

Eileen Díaz, la amiga cubana de Diego Maradona, contó cómo eran los días del “Diez” en la isla: “Había mucho descontrol”

"Había alcohol, droga, de todo", reveló la mujer, que compartió con el ex futbolista su estadía en Las Praderas

La noticia de la aparición de tres hijos cubanos de Diego Maradona -fruto de relaciones que tuvo durante su paso por la isla para recuperarse de su adicción a las drogas- hizo que resurgieran un montón de historias que el Diez vivió en tierra caribeña, muchas de ellas desconocidas para el gran público.

Es el caso de Eileen Díaz, una joven oriunda de aquel país que compartió esas noches de excesos del ex capitán y técnico de la Selección Argentina durante su paso por Las Praderas.

“Lo conocí cuando hacía poco que había fallecido Rodrigo (Bueno), porque recuerdo su tristeza. Me lo presentó un amigo cubano en común. Él estaba rodeado de un círculo de cubanos y mediante ese amigo lo conocimos. Cuando lo conocí no lo podía creer, yo estaba súper nerviosa, pero me pareció una persona súper buena. De hecho, apartando ahora todos los conflictos él en ese momento solo hablaba de sus hijas”, recordó durante su paso por el piso de El Diario de Mariana, el ciclo que conduce Mariana Fabbiani por la pantalla de El Trece.

“Ahí había mucho descontrol. Las Praderas era un hospital de rehabilitación de un montón de cosas, pero ahí siempre había fiestas, un montón de gente, había alcohol, droga, de todo. Iba mucha gente, hay cosas que me las prefiero guardar pero había de todo. Cuando te digo de todo es de todo”, reveló, para luego referirse a la reticencia del Diez a cuidarse a la hora de tener relaciones sexuales.

“Ahí hubo como conflicto por decir ‘hay que cuidarse así’ y él la negativa, y discusiones que por ahí terminaban en ‘bueno, me voy’. No me extraña que tenga tres hijos allá”, se sinceró.

“Ponerle límites a Maradona…Lo que sé es que los límites allá nos los ponen a nosotros. Es decir, él podía hacer lo que quería pero a nosotros nos decían ‘no lo hagas más porque…'”, expresó, para luego ser consultada sobre si conocía a alguna de las dos mujeres con las que el ex futbolista habría tenido a sus tres hijos en Cuba.

“Solamente tenía idea de que existía uno (en referencia a sus hijos cubanos) con esta muchacha que vive en Matanzas, y nada más. En esa época no la veía a ella. De hecho, cuando iba yo, que íbamos con más amigas, estábamos ahí unos días, nos íbamos, después podíamos regresar. No sé si en otro momento entraba más gente. Había veces que iba mucha más gente, ahí yo me iba porque no me gustaba, había gente muy descontrolada y yo no estaba acostumbrada a ese nivel”, concluyó.

EDITOR01
the authorEDITOR01

Dejá un comentario