Andrea Rincón se sinceró sobre su pasado: “La cocaína es el infierno”

Author

Categories

Share

La cocaína es el infierno. El alcohol es algo muy similar, porque yo tuve problemas con el alcohol pero no te lleva al mismo lugar. La cocaína te lleva a un lugar que puede ser un viaje. Es el infierno”, afirmó con dolor Andrea Rincón, quien logró dar batalla y superar su adicción a las drogas hace más de siete años.

En medio de una charla en “Seres libres” (Crónica TV), el programa conducido por Gastón Pauls, la actriz se atrevió a recordar y contar cómo fueron aquellos años que sufrió sumergida en, tal como ella lo define, “el infierno”.

"Me duele cuando veo gente en consumo", señaló Andrea.
“Me duele cuando veo gente en consumo”, señaló Andrea.Gentileza Primicias Ya

“Lo que pasa es muy tentador”, explicó Rincón. Y continuó: “De repente estás ahí y dejó de ser tan bonito. Después hay un lugar de vacío”.

"Cuando te metés en ese lugar es porque hay algo", selañó Andrea en "Seres libres".
“Cuando te metés en ese lugar es porque hay algo”, selañó Andrea en “Seres libres”.

Conoce lo que provoca aquel mundo oscuro como la palma de su mano. Es que lo vivió. Y lo padeció. Es por eso que se sensibiliza al ver que muchas personas transitan lo mismo.

“Me duele cuando veo gente en consumo. Me da tristeza, me da ganas de abrazarlo. Me duele el dolor. Cuando te metés en ese lugar, es porque hay algo. Salvo que hay gente que consume por consumir, tiene un consumo social que yo nunca pude tener controlado”, señaló convencida.

Además, se refirió a su necesidad y sus ganas de ayudar a quienes lo necesitan. En este sentido, recalcó que le gustaría ser “súper Andrea” y poder salvarles la vida, tal como lo hicieron con ella.

A pesar de que el tiempo pasa y ya lleva más de siete años limpia, los agradecimientos siguen intactos. Su familia, Gastón Pauls -quien la entrevistó-, Nancy Dupláa fueron algunos de los que la contuvieron en sus épocas más difíciles.

“Yo estaba en un momento heavy y sentir ese amor te hace creer que en este mundo hay una parte hostil y un lado bueno donde nos podemos parar”, concluyó.

Author

Share