spot_img

Dolor en el mundo del espectáculo: murió el productor Lino Patalano

La noticia sacudió al mundo del espectáculo pasado el mediodía del sábado. Pasquale Cósimo Patalano, conocido por todos como Lino Patalano, murió de manera repentina a los 76 años de edad. Sus colegas y amigos confirmaron la dolorosa partida del legendario director y productor teatral y adelantaron que sus restos serán velados en las próximas horas en el mítico Teatro Maipo.

“Muy triste en informarles esta noticia, falleció hace media hora el querido Lino Patalano”, comunicó Alejandro Zárate, quien se encargaba de la prensa de su sala teatral de San Telmo, Cástor y Pólux. Y, en diálogo con Teleshow, explicó: “Yo trabajé con él dede hace 25 años, así que estoy tremendamente triste. Era como de la familia para mí. Tenía una historia impresionante. Y con él se muere una parte muy importante del espectáculo argentino”.

Lino Patalano en la sala Castor y Pólux (Gentileza Alejandro Zárate)Lino Patalano en la sala Castor y Pólux (Gentileza Alejandro Zárate)

Hace diez días, Patalano se había resbalado en la bañera de su casa por lo que había tenido que ser intervenido quirúrgicamente. “Tuvieron que operarlo de la cadera y estuvo dos días internado, pero ya estaba bien. De hecho, me comuniqué con él hace poco porque estábamos preparando una nota que iba a dar para Infobae. Y estaba entusiasmado, porque se estaba recuperando bárbaro, así que me dijo que la iba a hacer. Pero anoche se empezó a descompensar y murió en la casa alrededor de las dos de la tarde”, agregó Zárate.

Por su parte, desde la cuenta de tuitter de Multiteatro Comafi, Carlos Rottemberg señaló: “El sorpresivo fallecimiento de Lino Patalano pega un doloroso golpe para la comunidad artística. Desde esta casa teatral acompañaremos a su familia, amigos y colegas en estas horas tan tristes”.

El tuit de Carlos RottembergEl tuit de Carlos Rottemberg

Al enterarse de su partida, Alejandro Veroutis, actual jefe de prensa del Maipo, dijo en diálogo con este medio: “Como Alejandro Romay, Lino era de los Quijotes del teatro. Muerto Romay y muerto Lino, ya no quedan Quijotes en el teatro. Era un Quijote del teatro, así lo defino yo”. Y confirmó que se suspendieron las funciones del sábado y domingo de Shreck Come From Away por duelo y que comenzaron con la devolución de las entradas, ya que allí se realizará la despedida de Patalano.

El prestigioso director y productor teatral había nacido el 21 de abril de 1946 en Gaeta, Italia, y había emigrado con su familia a la Argentina en 1951. Se formó junto a Luis Mottura y María Luz Regás en el teatro Regina de Buenos Aires desde 1963. Y, en 1969 y con apenas 23 años de edad, realizó su primera producción en el viejo Teatro Embassy de la calle Suipacha.

Una de las últimas imágenes de Lino Patalano (Gentileza Alejandro Zárate)Una de las últimas imágenes de Lino Patalano (Gentileza Alejandro Zárate)

Su larga trayectoria incluye la creación de dos legendarios café concerts en la década del ‘70: El gallo rojo y La gallina Embarazada. En estos locales, ubicados en el barrio de San Telmo, se presentaron figuras como Edda Díaz, Carlos Perciavalle, Antonio Gasala, Cipe Lincovsky, Egle Martin, Jorge Luz, Niní Marshal, Amelita Baltar, María Rosa Gallo, Nacha Guevara y Enrique Pinti, entre otros. También fue mánager de Les Luthiers.

En 1994 se hizo cargo del Maipo y llevó a ese escenario a estrellas de la danza de la talla de Julio Bocca, de quien fue representante durante muchos años, y Eleonora Cassano, además de artistas como Alfredo AlcónNorma Aleandro y Ricardo Darín. En 2001 recibió el Diploma al Mérito en el rubro Producción otorgado por la Fundación Konex y, en 2011, se llevó el galardón de platino como Productor de la década.

En una entrevista con Luis Novaresio, Lino había hablado de las dificultades que había atravesado a la hora de trabajar en este país, aunque dijo que nunca había pensado en irse. “Mira que yo soy italiano, nacido en Italia, yo en el ‘82 quebré, con un socio tenía el teatro Bambalinas, que era en Chacabuco, y un día llegué y estaba la puerta cerrada y se había levado todo. Ahí era el momento de irme a Italia o a cualquier lado y no, nunca, nunca”, dijo. Y habló de lo que significaba el Teatro Maipo para él: “Es una bombonera, esas bomboneras llenas de todo lo rico que a uno le gusta”.

spot_img

Segui leyendo

Toda la info del Espectaculo