El grave accidente de Ashley Judd en la selva del Congo: “Casi pierdo la pierna

Author

Categories

Share

Ashley Judd, de 52 años, está hospitalizada y recuperándose de una grave operación en la pierna tras sufrir un accidente en el Congo. En una transmisión en vivo desde su cuenta de Instagram, la actriz contó lo que le ocurrió mientras se encuentra en el hospital.

La estrella de Hollywood detalló que, en una caminata en la selva, tropezó con un árbol caído y se quebró la pierna en cuatro partes.

La actriz estadounidense viaja a la selva tropical de ese país centroafricano un par de veces al año para promover acciones en defensa de los bonobos, conocidos también como chimpancés pigmeos, una especie en extinción.

Judd ha dado detalles de cómo se fue complicando su accidente en un diálogo en directo con su amigo, el columnista del The New York Times, Nicholas Kristof.

Como no podía caminar tras el accidente ya que los nervios de su pierna también se vieron afectados, la intérprete se recostó en el suelo a esperar a que llegara el auxilio. Para soportar el fuerte dolor, confesó que tuvo que morder un tronco. La ayuda tardó cinco horas en llegar.

Ashley JuddAshley Judd

Pero su desventura no terminó ahí. Debido a la poca accesibilidad del lugar donde se encontraba, debió ser transportada en una hamaca hacia el camino más próximo y, desde allí, soportó un viaje de cinco horas más en motocicleta, con una persona conduciendo y otra detrás de ella sosteniéndola. “Sostuve mi tibia rota con las manos mientras conducíamos”, reveló.

Llegó a la ciudad de Jolu, donde pasó la noche en una cabaña. Al día siguiente fue trasladada en avión a la capital, Kinshasa, donde permaneció 24 horas. Finalmente, pudo tomar un avión que la llevó a Sudáfrica, donde finalmente fue operada en un hospital y ya se está recuperando. Toda la odisea duró 55 horas”, indicó la actriz. Y agregó: “Casi pierdo la pierna”.

“Sé que soy afortunada y tenía los recursos para conseguir ayuda”, expresó la protagonista de películas como “Besos que matan” o “Doble Riesgo”. Y continuó: “Si este mismo accidente le hubiera ocurrido a una persona congoleña, sin acceso a atención médica, ningún medicamento para el dolor, ningún tipo de servicio ni opciones, lo más probable es que hubiera perdido la pierna o hubiera muerto”.

Desde la cama del hospital en el que se encuentra ingresada, Judd ha detallado que sus heridas en su pierna derecha tardarán un tiempo en sanar.

El médico especialista le ha asegurado que volverá a caminar, pero que no sabe cuándo y que no tenga prisa. “Tengo un viaje por delante, pero recuerdo que a veces la oscuridad no está tan lejos de la luz”, reflexionó.

Author

Share