La Falda Más Polémica De Los 2000 Es El Nuevo Capricho De Las Influencers

Author

Categories

Share

No quedó ninguna duda respecto del inminente triunfo de la tendencia “tanga a la vista” inaugurada a finales del 2020. Figuras internacionales como Kim Kardashian, Beyoncé, Bella Hadid o Alexia Demi (conocida por su papel en la serie Euphoria) se convirtieron en embajadoras de este capricho fashionista que tantó marco a la moda más de dos décadas atrás. En paralelo al regreso del tiro bajo y los joggings de terciopelo al más puro estilo Paris Hilton, era cuestión de tiempo que el triángulo posterior de la tanga volviese a asomarse.

Pero las apariencias engañan y mucho, especialmente en materia de moda. Lo que podría interpretarse como un error de cálculo con la tirita de la ropa interior, también puede ser el efecto de la thong skirt: una polémica falda vintage que gobernó la década de los 2000 y que hoy reivindica su popularidad en las pasarelas de lujo.

Hailey Bieber es fanática de esta tendencia.Por: Instagram/@haileybieber

Se trata de un diseño ajustado, con tiras y aberturas estratégicas que emulan dicho accidente fashionista con elegancia y sensualidad, diseño que supo conquistar a celebrities como Christina Aguilera y Halle Berry en ese entonces (basta con recordar sus estilismos para la alfombra roja de los premios MTV). La pionera de su segundo mandato fue Hailey Bieber, quien lució un impactante vestido al cuerpo de Alexander Wang en la alfombra rosa de la gala del Met 2019. Con un profundo escote en la espalda, dejó en evidencia la tirita de su ropa interior que llevaba un detalle de strass con la logomanía del diseñador.

Hoy, las firmas líderes de la industria confirman su carácter de tendencia y apuestan a una versión más alejada del concepto de tanga: ya no se trata de dejar dicha prenda íntima a la vista de todos, sino de hacer visibles y decorativas las tiras laterales con las que la falda se sujeta a la cadera o a la cintura, dependiendo el tiro elegido.

Una “thong skirt” de Versace.Por: Versace

Los más elogiados fueron los diseños con un único cut-out mediante una tira más gruesa a un solo lado de la cadera. Conglomerados como Versace y Acne Studios incursionaron en este último recurso estético, dejando abierto el interrogante respecto de su naturaleza útil (podría ser la forma en la que se ata la prenda) o meramente decorativo.

Jacquemus también se suma a esta tendencia.Por: Jacquemus

El tercero en sumarse fue el magnate de indumentaria español dirigido por Amancio Ortega: su nueva colección incluye una minifalda de silueta evasé con aberturas laterales situadas a la altura del hueso de la cadera. De ninguna manera las tiras gruesas nos recuerdan al efecto de una tanga, pero sí conservan esta referencia nostálgica a la mágica moda de los años 2000.

 

Author

Share