spot_img

Martita y Felipe Fort le dieron el último adiós a Gustavo Martínez en el Cementerio de la Chacarita

La idea de la familia de Gustavo Martínez era que sus restos descansaran en el mismo lugar dónde están sus parientes, es decir, en un cementerio de San Isidro, en Provincia de Buenos Aires. Sin embargo, dado que la muerte de quien fuera el tutor legal de Felipe y Martita, los hijos de Ricardo Fort, aún sigue siendo investigada por la Justicia, su cuerpo no podía ser trasladado fuera de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, por lo que en la mañana del sábado fue inhumado en la Chacarita. Y hasta allí, donde se vivieron escenas de profundo dolor, se acercaron sus seres queridos.

Eduardo Fort y Martita en el cementerio de ChacaritaEduardo Fort y Martita en el cementerio de Chacarita
Felipe se mantuvo al lado de Marisa López, su eterna niñeraFelipe se mantuvo al lado de Marisa López, su eterna niñera
Martita sin poder ocultar su dolor. Detrás de ella, Felipe y Marisa LópezMartita sin poder ocultar su dolor. Detrás de ella, Felipe y Marisa López

El ex personal trainer de 62 años murió este miércoles, en horas de la madrugada, luego de caer del piso 21 del departamento de Belgrano donde vivía con los hijos de quien fuera su pareja de la juventud. En principio, todo indica que se trató de un suicidio, ya que según trascendió Martínez se encontraba atravesando una profunda depresión, que se habría agravado luego de que le diagnosticaran un cuadro de Alzheimer. Sin embargo, el hecho fue caratulado como “averiguación de causales de muerte” y quedó a cargo de la fiscal Laura Belloqui, de la Fiscalía Nacional Criminal y Correccional N°59.

Martita escuchó atentamente el responsoMartita escuchó atentamente el responso
Los parientes de Gustavo Martínez fueron los encargados de llevar el cajónLos parientes de Gustavo Martínez fueron los encargados de llevar el cajón
Felipe y Martita junto a Marisa López y Eduardo FortFelipe y Martita junto a Marisa López y Eduardo Fort

Desde que se conoció la triste noticia, se desató una fuerte interna entre los familiares de sangre de Gustavo y el clan Fort. Todo comenzó con una serie de historias que compartió Felipe en su cuenta de Instagram, en las que aseguraba que su padre iba a recibir a Martínez “con los brazos cerrados”. Y, luego de asegurar que nadie sabía lo que él y su hermana habían vivido en los últimos años, habló de supuestos “ataques de furia” del hombre que lo crio durante sus casi dieciocho años de vida, algo que los especialistas aseguran que podría deberse a la enfermedad que lo afectaba.

Felipe junto a Charly Ronco y Benito FernándezFelipe junto a Charly Ronco y Benito Fernández
Antes de la inhumación hubo un pequeño responsoAntes de la inhumación hubo un pequeño responso
César Carozza, abogado de la familia Fort, saludó a los parientes de Gustavo MartínezCésar Carozza, abogado de la familia Fort, saludó a los parientes de Gustavo Martínez

Lo cierto es que, después de muchas idas y vueltas mediáticas en los que la familia del chocolatero aseguraron que la despedida iba a ser íntima, fueron los parientes del ex personal trainer quienes se hicieron cargo del velatorio de Gustavo. Y decidieron hacerlo en la noche del viernes, a puertas abiertas, en la cochería Zuccotti de Palermo. Allí pudo verse a sus sobrinos, Pablo y Nicolás Martínez, quien fue acompañado de su pareja, Charly Ronco. También dijeron presente Karina Antoniali, ex esposa de Eduardo FortMarcela Villagra, íntima amiga de Ricardo, Thomas, hijo de Jorge Fort, el hermano mayor del mediático, y el diseñador Benito Fernández, entre otros. Pero no estuvieron los adolescentes a los que él les había dedicado su vida.

El dolor de Felipe y MartitaEl dolor de Felipe y Martita
Eduardo Fort junto a su sobrino, FelipeEduardo Fort junto a su sobrino, Felipe
En el cementerio se vivieron momentos de profundo dolorEn el cementerio se vivieron momentos de profundo dolor

Sin embargo, los adolescentes sí estuvieron en el cementerio, dónde se mostraron profundamente desolados a la hora de darle el último adiós a Martínez. El entierro estaba previsto para las 11 de la mañana. Y hasta allí llegaron Martita y Felipe, en compañía de su tío Eduardo. La familia de Gustavo había asegurado que, a pesar de la grita que se había puesto en evidencia desde el fallecimiento del ex personal trainer, no le iba a impedir la entrada al velatorio a los Fort. Sin embargo, estos optaron por ir solo al sepelio, dónde finalmente pudieron despedirse de su tutor, dejando de lado el enojo que les causó su inesperada partida.

Martita se abrazó con la familia de GustavoMartita se abrazó con la familia de Gustavo
Los sobrinos de Gustavo, desoladosLos sobrinos de Gustavo, desolados
Gustavo fue el tutor legal de Martita y FelipeGustavo fue el tutor legal de Martita y Felipe
La familia Fort propuso hacerse cargo de los gastos del sepelio (Fotos: Matías y Ramiro Souto)La familia Fort propuso hacerse cargo de los gastos del sepelio (Fotos: Matías y Ramiro Souto)
spot_img

Segui leyendo

Toda la info del Espectaculo