spot_img

Para los grandes diseñadores, la actitud es la clave de la elegancia

Definir qué es la elegancia y qué prendas otorgan ese perseguido signo de distinción no es fácil. Grandes diseñadores como Chanel, Valentino, Carolina Herrera o Dior aportan un concepto diferente al término, aunque hay algo en lo que todos coinciden: es cuestión de actitud.

Megan Hess, directora artística e ilustradora de Cartier y Louis Vuitton, asegura en el libro “Elegancia, maestros de la moda francesa” (Ed. Lunweg) que los grandes diseñadores se distinguen “por aproximarse al diseño con una elegancia sencilla”.

Diane von Furstenberg es sinónimo de estilo. (Foto: EFE/EPA/CAROLINE BREHMAN)
Diane von Furstenberg es sinónimo de estilo. (Foto: EFE/EPA/CAROLINE BREHMAN)

La diseñadora Diane Von Furstenberg señaló en alguna ocasión que “la actitud lo es todo” para resultar elegante, independientemente del dinero que se invierta en el vestuario.

En el mismo sentido, Karl Lagerfeld señalaba que cualquiera puede ser “chic con prendas baratas. Hay diseños elegantes para cualquier nivel adquisitivo”, y añadía que se puede ser la mujer más chic del mundo solo con “una camiseta y unos vaqueros; el factor diferencial eres tú”.

La supermodelo junto a Karl Lagerfeld. (Foto: Mark Mainz / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / Getty Images via AFP)
La supermodelo junto a Karl Lagerfeld. (Foto: Mark Mainz / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / Getty Images via AFP)

En una época donde los eventos regresan pisando fuerte, tras el fin de las restricciones de la pandemia, el deseo de recuperar el tiempo perdido no debe desembocar en un vestuario donde el exceso sea lo habitual.

Una de las bodas más esperadas de la temporada ha sido la de Brooklyn Beckham, primogénito del exfutbolista David Beckham y su esposa Victoria, con la actriz y modelo Nicola Peltz, que optó por un Valentino, creado por Pier Paolo Piccioli, en color marfil. Mezclaba el clasicismo en sus líneas con un espectacular velo de encaje y un escote con breteles a juego con los guantes.

Brooklyn Beckham y Nicola Peltz se casaron con elegantes looks de lujo. (Foto: Instagram/@voguefrance)
Brooklyn Beckham y Nicola Peltz se casaron con elegantes looks de lujo. (Foto: Instagram/@voguefrance)

El estilo según los modistos internacionales

“Los diseñadores franceses nos enseñan que el estilo es algo que se lleva en la sangre: uno debe vestirse para sí mismo. Es una filosofía muy sencilla, de ahí que sea tan perfecta”, apunta Hess.

Pero no solo los creadores franceses tienen en su haber esa máxima; el italiano Giorgio Armani asegura que “la elegancia no es darse a notar, sino ser recordado”.

Giorgio Armani es sinónimo de elegancia. (Foto: REUTERS/Alessandro Garofalo)
Giorgio Armani es sinónimo de elegancia. (Foto: REUTERS/Alessandro Garofalo)

Una idea que expresó mucho antes Coco Chanel, quien apuntó: “Viste vulgar y únicamente verán el vestido, viste elegante y verán a la mujer”, una mujer que, según Hess, supo crear un estilo “elegante, sencillo, pero rico en detalles”, que supo convertir el negro, un color reservado para los funerales, en un básico de fondo de armario.

Para los grandes diseñadores, la actitud es la clave de la elegancia

De Zendaya a Rosalía, mujeres con estilo

Mujeres aparentemente dispares como Zendaya, Rosalía, Michelle Obama o Renné Zellweger lucieron en alguna ocasión una creación de la venezolana Carolina Herrera. Esta diseñadora también incidió, en alguna de sus declaraciones, en que la elegancia no tiene que ver con el dinero ni con la belleza. “Es una forma de pensar, de moverte. Tiene que ver con cómo hablas o lo que lees”.

Lily James o Nicole Kidman son algunas de las actrices a las que ha vestido para las galas de los Oscar el diseñador libanés Elie Saab, creador de suntuosos vestidos, y la elegancia de una mujer, subraya, está en su “carácter y en la confianza que tenga en sí misma”.

Zendaya es la musa de Valentino. (Foto: REUTERS/Eric Gaillard)
Zendaya es la musa de Valentino. (Foto: REUTERS/Eric Gaillard)

El diseñador de cabecera de la actriz Audrey Hepburn, Hubert de Givenchy, encontró en ella a su musa. Su colaboración se alargó durante cuarenta años. “No diseñaba para una mujer en general; con ella Givenchy “diseñaba para una mujer en concreto. Cada mujer tiene su propia historia, y él le ofrecía una manera de contarla a través de la moda”, comenta Hess en el libro. Para el creador francés, discípulo del español Balenciaga, “el secreto de la elegancia es ser uno mismo”.

spot_img

Segui leyendo

Toda la info del Espectaculo